¿Monchi el villano?

36 horas después del cierre del mercado de fichajes en las ligas BBVA y Adelante, todavía se discute en la ciudad si la planificación para la temporada que ha realizado la Secretaría Técnica del Sevilla FC es correcta o no. Desde preferencia, vamos a intentar hacer un análisis lo más objetivo e independiente posible.

Bajas: Antiguamente un problema, hoy solucionado con un sobresaliente alto.

Es evidente que la operación salida ha sido realizada con un éxito sin precedentes. El club se ha quitado una gran cantidad de nombres y de hombres que o bien eran un lastre económico porque no tenían ficha, o bien ocupaban una con un rendimiento seriamente por debajo de lo esperado. Ese ha sido el caso por ejemplo, de jugadores como David Prieto, Redondo, Jose Carlos y Alejandro Alfaro. Los tres primeros con la carta de libertad y el cuarto mediante un traspaso, han salido del club buscando mejores horizontes. Suerte a los cuatro.

Abandonaron también el club, algunos de la vieja guardia. Supervivientes del Sevilla de los cinco títulos a los que se les despidió con un “Gracias por todo” tan sincero como sentido: El comandante Drago, Renato, Diego Capel y Luis Fabiano. También han salido algunos que alternaron tardes de luces con tardes oscuras, como Sergio Sánchez al petro-Málaga o Didier Zokora rumbo a Turquía, cuyos rendimientos han estado yendo de más a menos, o el mismo Mouhamadou Dabo, que ha sido traspasado al mercado francés donde tiene buen cartel pero que nunca dió sensación de convertirse en un inquilino permanente y fijo para ninguna de las dos bandas. Y oportunidades tuvo.

Salió quien sabe si para volver, Ndri Romaric. Este jugador me ha decepcionado totalmente. El día que lo vi debutar, contra el AC Milan en la Copa del Ferrocarril de Moscú, me encandiló. Su visión de juego, sus pases al hueco, su colocación en el campo. No sé que pasó después. Ese Romaric, cerebo organizador, se perdió. Ha dado partidos muy buenos, y creo que se ha sido con el muy injusto, tanto desde la prensa como desde la grada, pero sí es indudable que se esperaba mucho más de él. Vamos a ver qué hace en el Espanyol y si vuelve el año que viene. Más o menos lo mismo que Lautaro Acosta, quien no ha podido -por lesiones- o no ha sabido -cuando tuvo la oportunidad- aún demostrar que la cantidad de dinero que se pagó por él estaba justificada. En el Racing creo que tiene su última oportunidad. -Por cierto que cuajó un buen partido en el debut liguero frente al Valencia CF, marcándo uno de los goles de su equipo-.

Más o menos en la misma situación estaba Arouna Koné. El eterno lesionado. El hombre de la mala suerte. Creo que nadie discute que cuando el Sevilla se lo trajo del PSV, era un pelotero de primer nivel en Europa. Un grandísimo delantero. Pero la racha de lesiones que ha tenido en estos años no le han permitido demostrarlo. Parte hacia Valencia, a intentar demostrar en el Levante que el Sevilla no se equivocó con él.

Y nos queda por mencionar tres canteranos que han salido también cedidos. Bernardo al Racing, aunque creo que es el único caso en el que todo el sevillismo es unánime: Esta cesión es buena para el Sevilla, buena para el Racing, y buena para Bernardo Espinosa. Tiene la oportunidad de coger experiencia en un club de Primera División y eso va a ser determinante en su futuro. No olvidemos que viene de Segunda B. El caso de Juan Cala, cedido al AEK de Athenas de Manolo Jiménez es un caso un poco más controvertido porque somos muchos los que pensamos que hubiera podido tener sitio esta temporada en el primer equipo. Tras estar cedido en el Cartagena, ahora afronta  la que estoy seguro que será su última cesión en uno de los clubes más importantes de Grecia. El punto de polémica viene porque creo, muy personalmente, que mejora a al menos, uno de los centrales que sí se han quedado en la primera plantilla. Al menos a uno.

La salida más controvertida de esta pretemporada sin dudas ha sido el traspaso con opción de compra de Rodrigo Rios, Rodri, al filial del FC Barcelona, donde como no podía ser de otra manera, jugó titular el primer partido que los catalanes perdieron contra el Villareal B. Muchos están muy enfadados con las salida de Rodri. Piensan que el Sevilla FC se ha equivocado al dejarlo salir, especialmente por cómo han venido después las cosas (Europa League y asunto ´Gio´). A mí me hubiera gustado verlo este año en Primera División, cierto. Pero parece que nadie se ha parado a pensar que a lo mejor, el propio Rodri, estaba presionando para que su situación cambiara. El propio entorno del de La Motilla, me había comentado alguna vez que quería que, o el Sevilla le garantizara que iba a jugar en el primer equipo, o que le permitiera salir. Y hoy por hoy supongo que estamos de acuerdo en que no se le puede garantizar una plaza de titular, al menos, estando por delante Álvaro Negredo y Kanouté -dejemos a Manu del Moral, que en mi opinión también lo está -. Así que la fórmula buscada para su salida, creo que es la más acertada. Es prácticamente una cesión, por las opciones de compra que están pactadas. Y recordemos que si Rodri se hubiera querido quedar, se hubiera quedado.

Además ha habido dos sorpresas económicas no esperadas, por parte de traspasos en terceros equipos donde el Sevilla tenía pactado un porcentaje, casos de Crespo y del sorprendente fichaje de Pukki por el Schalke 04 despúés de haber jugado contra el Helsinki la previa de la Champions.

Altas: Todo iba bien hasta…

Todo el sevillismo, tras los partidos de pretemporada era unánime en que la planificación deportiva de la temporada había sido todo un éxito. Un internacional alemán procedente de un reputadísimo Schalke 04, la adquisición en propiedad de todo un campeón de la Copa América, un prometedor lateral derecho, un nuevo internacional español en el momento de su explosión definitiva, un central internacional, tan seguro como expeditivo, y la recuperación de un extremo izquierda que tiene  -en principio- más proyección de futuro que Diego Capel y con todo esto, un entrenador con buen cartel nacional.

Sólo faltaba la incorporación del internacional Giovanni do Santos, media punta mexicano. Pero ocurrió que los Spurs se subieron a la parra con el precio (me da igual que fueran doce millones, como dice Del Nido, o siete, como se rumorea por ahí). Es un precio desorbitado por un jugador que todavía no ha triunfado en ningún sitio, más que en el filial del Barcelona, en la segunda división española.

¡Gracias a estas cosas pasa luego que mi club es uno de los que no está en ley concursal porque está saneado!

Y además, ocurre que se pagan siete millones, ocho o doce por un jugador e inmediatamente prensa y aficionados están encima cuando el rendimiento no es el esperado: Acosta, Koné, Romaric, Mosquera…

Y si no se pagan y se permanece fiel a la filosofía del club -sí, esa que nos dió 6 títulos en la última década- entonces volvemos al “delnidoraterodondestáeldinero” …

Si hubiera venido ‘Gio’ todo el mundo hubiera calificado de extraordinaria la planificación. En twitter había una auténtica marea rojiblanca en la tarde-noche del 31 de Agosto, esperando que los Spurs cedieran y aceptaran la oferta. Como no vino, ahora todo el mundo se echa las manos a la cabeza. ¡¡¡Falta un 9!!! ¡¡¡Falta un delantero puro!!!…. Señores, hermanos sevillistas: GIO NO ES UN 9 PURO. NO ES UN DELANTERO CENTRO. Al contrario, es más parecido a Manu del Moral que por supuesto a Alvaro Negredo o a… ¡¡¡¡ RODRI !!!!!

¿Cómo es posible que si hubiera venido Gio, la planificación es maravillosa y si no viene, es un desastre? Tenemos en la plantilla 22 jugadores con ficha nata del primer equipo más dos canteranos a caballo con el filial, dos pedazo de peloteros por cierto, Salva y Luis Alberto. Uno de ellos por cierto, Luis Alberto, con un perfil muy parecido al que tiene Giovanni. ¿Cómo es posible que un solo jugador haga cambiar la valoración de toda la planificación? Es injusto y muy poquito objetivo.

Y ahora, entremos en niveles tácticos. Creo que el Sevilla va a jugar muy poquito con dos delanteros natos. Tiene tal potencial en el centro del campo -espero que no lo discuta nadie- que incluso Marcelino ha reconocido que el camino será, la mayor parte de las veces un 4-3-3 con un sólo punta nato o un 4-2-3-1. El Sevilla tiene mimbres de sobra, DE SOBRA, para afrontar sólo dos competiciones. Que olvidamos que, por desgracia, jugaremos sólo los domingos.  

Tiene este año aparte de Negredo y Kanouté (el año pasado “Frediquedate“, ahora todo el mundo dice que está mayor y que se lesionará mucho) tiene como hombres con perfil ofensivo a Rakitic, Trochowski, Manu del Moral, Navas, Perotti, Armenteros  y a Luis Alberto apoyando, e incluso si apuramos, Coke es un lateral con llegada y con gol. Hay material suficiente. Y si no lo hubiera, sería puntualmente, y tenemos por detrás a Tano, Jairo Morillas y a un nuevo gigante japonés, Hiroshi Ibusuki del que se espera mucho. Si criticabamos -TODOS- a Manzano por no contar con la cantera, ahora no podemos criticar a la Secretaría Técnica por contar con ella. Es más, creo que Monchi y su equipo han hecho un excelente trabajo este año.

Es mi humilda opinión. Nos toca esperar y confiar en el equipo que nos ha dado 3 títulos nacionales y 3 europeos, y 8 participaciones en competiciones europeas consecutivas en los últimos años….

… ¿O es que nos hemos vuelto locos? …

Foto: www.sevillafc.es

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.